Moises Lopez Vizuete

Articles i publicacions

INTERVENCIÓ DE MOISES LOPEZ, EN REPRESENTACIÓ DE NICARAOCOP A LA TROBADA IBEROAMERICANA SOBRE COOPERATIVISME (2006 A VENEZUELA) EN PRESENCIA D’HUGO CHAVEZ

Llegir més...

El nostre company i amic ens ha deixat (1968-2020)

Llegir més...

Fragment de la carta que ens va dirigir en Moisès, a la Assemblea de Coanegra el passat 4 de Març..

Llegir més...

Si voleu veure i escriure comentaris, testimonis, sentiments o experiències amb en Moisès, ho podeu fer en el següent enllaç

Llegir més...

El cooperativismo como herramienta de democratización

Llegir més...
  • No sé qué año sería, finales del 87, principios del 88 ...
    Llevaba muy poco tiempo en Barcelona y fui a dar, no por casualidad, al local del Partit dels Comunistes de Catalunya del barrio de La Sagrera.
    Luego de acercarme dos o tres veces para que me autorizaran el ingreso, y ante la actitud dubitativa de militantes cautelosos, un grupo de jóvenes, muy jóvenes, los chicos y chicas de los CJC me invitaron a unirme a ellos. Ahí te conocí a vos, a Karmina, a Antonio, a Olga y a otros y otras. Pero los que andábamos más juntos éramos nosotros 5, a veces también venía Miguelito, pero él no estaba muy convencido. Nos encantaba ser la CJC de La Sagrera, salir a pegar carteles, "pegalo cabeza para abajo, así a lo mejor lo miran más" había dicho yo y Antonio y vos se rieron un montón pero les gustó la idea. Nos encantaba salir a hacer pintadas, de las de verdad, a brocha y pincel, luego de patearnos el barrio buscando paredes en las que nuestro mensaje durara algo más, antes de que los fachas o los polis nos lo arruinaran. En la calle Felipe II y Meridiana decidimos hacer una pintada por Nicaragua y vos me retaste a que escribiera un poema para acompañar el dibujo, y yo lo escribí en una servilleta de papel del bar donde nos tomábamos el café con leche en vaso de esa tarde. Aún conservo el poema.
    Por esos años también asistimos al Congreso de los CJC. Nos juntábamos en casa los domingos a estudiar los documentos y preparar enmiendas, recuerdo que hablábamos mucho del servicio militar y los objetores de conciencia entre otros temas, claro. Se estaba acercando el fin del servicio militar obligatorio. Yo te decía que los jóvenes del pueblo tenían que aprender a usar las armas y que el servicio militar era una oportunidad, y que me daba rabia que a las mujeres nos dejaran afuera, que por qué no podíamos también nosotras aprender a usarlas para cuando hiciéramos la revolución? Y vos te reías, y te reías hasta que los ojitos se te ponían chiquitos de tanta risa, y esa sonrisa enorme con la que te comías la vida toda.
    “Eso de momento déjalo para América Latina, Claudita”, me decías.
    Esos domingos comprábamos pollo al ast, y vos decías que la piel del pollo tenía hormonas que nos hacían crecer las tetas, y entonces éramos nosotras las que nos reíamos con ganas.
    Algunos días trabajabas con tu papá poniendo suelos de corcho y venías con los dedos manchados de pegamento, recuerdo tus manos de orgulloso hijo de la clase obrera; ahí aprendí que corcho en catalán se decía suro y me pareció una palabra hermosa.
    Después llegó tu proyecto en la universidad para montar granjas de conejos. Buscabas subvenciones en el movimiento catalán de cooperación para llevarlas a Nicaragua, y las conseguiste. También con eso nos reíamos, nos hablabas del pelo de los conejos, y Karmina se moría de la risa, y vos la seguías, otra vez con los ojos chiquitos de tanto reír.
    Hace poco, le contaba a mi hija, esa costumbre tuya que a mí me parecía tan rara de llevar bufanda y guantes en pleno invierno pero no llevar abrigo, y entonces era yo la que reía a más no poder.
    Te fuiste a Nicaragua, volviste a Barcelona y decidiste que te ibas a ir para allá con tus granjas de cunicultura, las montañas y el sandinismo. Te enamoraste, formaste una familia y allá te quedaste. De vez en cuando, me visitabas cuando venías a ver a tu mami a nuestro barrio.
    Pasaron los años y cuando nos vimos por última vez, hablabas con alegría de la producción de café, del intercambio de urea por petróleo entre Nicaragua y Venezuela, de las cooperativas y el trabajo de las mujeres, del proyecto del canal que podía ser una gran oportunidad para los nicas y un gran problema para los yankis si salía adelante. Y otra vez los ojitos risueños.
    Hace unos años decidiste que volvías para instalarte en las Baleares.
    Hoy supe que un maldito cáncer se te llevó para siempre.
    Y no me alcanzan las lágrimas Moisés, compañero, camarada, querido Moi del alma.
    Sos parte de un tiempo maravilloso de mi vida y me quedo con lo mejor que supiste mostrarme, la alegría y la constancia con las que afrontar el camino para hacer de este mundo un lugar más justo y mejor, para todas y todos, donde poder reír con los ojitos chiquitos y comernos el mundo con cada sonrisa.
    Que la tierra te sea leve, mi bello amigo. Hasta la Victoria Siempre!

    Claudia Calvo, 18 d’abril de 2020

  • Quiero despedirme de tí, aunque ya no puedas oír mi voz.
    Siempre serás un amigo al que un día conocí y tu recuerdo siempre me llenara de emoción.
    Con cariño desde la distancia.
    Mayka, Peter y familia.

    Mayka, 25 d’abril de 2020

  • Querida Miquela,

    No hemos tenido el gusto de conocernos y, sin embargo, en este último mes has formado parte de mi vida y tus hijos, Mar y Tony, han estado presentes y acompañándome cada día.

    Ha sido un regalo poder formar parte de tu "red de afectos y cuidados", a través de nuestra amiga común Pilar Font, a su vez amiga de nuestra querida amiga Julia, que nos unió en Guatemala. Pilar fue la que me contó de vuestra situación en Gerona, y de la necesidad de poder tener actividades educativas para tus hijos, en estos momentos de "aislamiento social" por el COVI- 19.

    Decir adiós a un ser querido nunca es fácil, pero si además le añades que no puedes acompañarle o estar cerca de él porque estás viviendo en un "estado de alarma", es que es totalmente desolador.

    He leído algunos de los comentarios y testimonios que se han escrito sobre Moisés y me han ayudado a conocer un poco a ese gran hombre del que me hablaba nuestra querida amiga Pilar.

    Era Moisés una persona comprometida con su gente y con un espíritu alegre, luchador, incansable y lleno de energía inagotable, que le hacia “incombustible”. Enamorado de su Miquela, de sus hijos a los que adoraba y como no de la “Madre Tierra” a la que también tanto cuidaba. Así lo ha demostrado hasta su último aliento de trabajador incansable. No me extraña que tantas personas le despidan y con tanto cariño.

    He visto el precioso vídeo que habéis elaborado como homenaje a Moisés y he pensado “nada ocurre por causalidad”. Mientras veía esas imágenes llenas de vida y alegría, escuchaba la canción de Salvador y Katia (Grupo Guardabarranco), que tantas veces oí en Nicaragua, cuando hacia mi voluntariado en Fe y Alegría, acompañada de otro gran luchador el Padre Fernando Cardenal. Efectivamente he podido comprobar que nos unían muchas cosas, pero una de ellas era esa hermosa tierra de lagos y volcanes, llena de personas luchadoras que, hoy más que nunca, siguen luchando por su libertad, nuestra querida Nicaragua Nicaragüita, la cual, al igual que a vos me enamoró desde el primer día que la pisé.

    En estos momentos de duelo, en el que es tan difícil decir palabras de consuelo, me gustaría acompañar a Miquela y a sus hijos Mar y Tony con este poema popular escocés:

    Puedes llorar porque se ha ido,
    o puedes sonreír porque ha vivido.
    Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva
    o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado.
    Tu corazón puede estar vacío porque no le puedes ver,
    o puede estar lleno del amor que compartisteis.
    Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío y dar la espalda,
    o puedes hacer lo que a Moisés le gustaría:
    sonreír, abrir los ojos, amar y seguir…

    APAPACHOS para MIQUELA, MAR , TONY y para todas las personas que en estos momentos nos despedimos de Moisés y queremos seguir compartiendo VIDA y su legado, luchando cada uno de nosotros y nosotras desde nuestros lugares por un MUNDO MÁS JUSTO Y SOLIDARIO.

    PILAR ORTEGA (AMIGA DE JULIA LA COOPERANTE Y A MIGA DE PILAR FONT), 21 d’abril de 2020

  • Querida Miquela y familia, me uno a los mensajes de todas las mujeres del "Telar de los Sueños" un movimiento espiritual y de economía social solidaria entre mujeres, animando también a Pilar nuestra mujer aguita en el telar.

    Moisés entró en su profundo sueño...ahora será una estrella más en el firmamento infinito. Deseo que sus sueños se hayan cumplido en este tiempo que se le permitió estar. Le tocará ahora ser hermosa mariposa.

    Muchos fortaleza Miquela. Animos y un abrazo grande a la distancia. 🤗😍❤️🌍💥🌈🌈

    Que la energia 13 IX. Sea nuestra gran protección...🌎🌎🌎🌎🌎🌍🌍

    Rosenda Camey Huz, 18 d’abril de 2020

  • Benvolgut Moi,
    No puc dir que sigui una de les persones que ha tingut la sort de conèixer-te millor, però si que vaig tenir l’oportunitat de comprovar in situ l’espectacular feina que vas fer a Nicaracoop. Ho vas donar tot i vas aconseguir uns resultats per treure’s el barret. Un cop més, enhorabona, les persones quan se’n van son el que queda dels seus actes.
    I en aquell viatge vaig tenir la immensa sort de conèixer a una companya de feina que va esdevenir amiga, la Miquela, una altra personalitat de les que deixa empremta. Miquela, molts ànims en tot aquest procès de dol, cuida molt dels nins que no podran gaudir del seu pare, però a qui sempre els podràs dir que va ser una persona molt gran. Ets d’aquelles poques persones que encara que faci molt temps que no hi parles, quan ho fas la connexió es instantània.
    Una abraçada virtual mooolt gran que espero fer-te en persona l’abans possible.
    Isidre

    Isidre Sala, 5 de maig de 2020